Tel.: (054 11) 4654-2949 Linkedin facebook twitter

Clima organizacional

Clima organizacional

Muy asociado al tema de la motivación encontramos el concepto de clima organizacional. Podemos decir que la motivación se produce a un nivel individual mientras que el clima organizacional se da a nivel global dentro de una empresa. El clima que se vive dentro de cualquier empresa esta dado por  los empleados que la forman. Cuando los empleados tienen un alto nivel de motivación el clima es satisfactorio, manifestado por la confianza, un ambiente de trabajo grato, la pertenencia hacia la organización, el respeto, la participación, el interés, la colaboración, etc. Por el contrario, cuando el nivel de motivación es mínimo en una empresa nos encontramos con un clima de desconfianza, insatisfacción, malas relaciones con los pares y los superiores, desgano, etc.

El clima organizacional es un fenómeno que media entre los factores del sistema organizacional y las tendencias motivacionales de las personas que conforman las organizaciones.

El clima organizacional está determinado por la percepción que tengan los empleados de las estructuras y de los procesos que se llevan a cabo en las empresas, lo que se traduce en comportamientos de los individuos que afectan sobre todo lo que sucede dentro de la organización.

El clima en una empresa está conformado por:

  1. Las características individuales de quienes forman parte de las organizaciones, la personalidad, las actitudes, las aspiraciones, las percepciones, y todo aquello que el empleado pueda sentir en una compañía.
  2. Las características globales de la empresa como ser: estructura, procesos organizacionales, cultura organizacional, políticas, normas, tipos de liderazgos, formas de comunicación, técnicas de motivación, sistemas de remuneración, etc.

Por ello es significativo tener en cuenta lo que las empresas le brindan a los empleados en el día a día. Prestando atención a determinados factores:

  1. La metodología de trabajo que se utiliza.
  2. Las formas de liderazgo y de supervisión a los cuales se recurre a para influir en los empleados.
  3. El nivel de participación en los procesos de trabajo y en la toma de decisiones.
  4. Los medios de comunicación a los cuales tiene alcance la empresa para dar a conocer reglas, procesos, normas, procedimientos e incluso información general.
  5. Las formas de motivación que se utilizan para satisfacer las necesidades de sus empleados.

 
Trabajando en un clima organizacional agradable de las personas podemos obtener un buen desempeño en su puesto de trabajo, calidad en el trabajo que realice, compromiso con la compañía y sentido de pertenencia.

Así como el clima organizacional, la cultura de la empresa también condiciona el comportamiento de los empleados que la forman.

La cultura organizacional es la manera como las organizaciones hacen las cosas, como establecen prioridades y dan importancia a las diferentes tareas empresariales.

Es por ello que cada organización tiene su propia identidad. Cada una posee su propia cultura, normas, estilos de liderazgo, procedimientos, formas de trabajo, que generan climas de trabajos propios de ellas.

Pero no queremos dar por terminado este tema de clima organizacional sin darle un enfoque más científico a través de la Teoría de Clima Organizacional de Likert.

Según dicha teoría, Likert manifiesta que los comportamientos adoptados por los empleados de las organizaciones dependen de las percepciones que ellos mismos tengan sobre las condiciones organizacionales sobre las cuales se desempeñan.

Las condiciones organizacionales que influyen en las percepciones de los individuos las expresa en tres variables:

  1. Causales: indican el grado en que una empresa evoluciona y obtiene resultados.
  2. Intermedias: miden el estado interno de la organización en cuanto a motivación, toma de decisiones, comunicación, etc.
  3. Finales: surgen como resultado del efecto de las variables causales y las intermedias.

El cruce de estas variables puede traer como resultado dos tipos de clima organizacional:

  1. Autoritario: explotador o paternalista. En el primero, el clima es de temor, no existe la confianza entre jefes y subordinados y las decisiones son tomadas por los jefes únicamente. En el segundo, el clima de trabajo es más estable pero estructurado, las relaciones entre jefes y subordinados se focalizan en los premios y castigos de acuerdo al desempeño.
  2. Participativo: consultivo o participación en grupo. En el consultivo, existe un mayor nivel de confianza en el ambiente, las decisiones que pueden tomar los empleados son específicas y empieza aparecer el concepto de delegación. En el último, el clima de trabajo es de absoluta confianza, la toma de decisiones, las responsabilidades y la comunicación no le corresponde sólo a los niveles jerárquicos, sino que fluyen en toda la organización. 

Según esta teoría, para aquellas personas que trabajan en un ambiente autoritario el clima será desfavorable, mientras que los que se desempeñan en una organización con una estructura  más flexible trabajan bajo un clima de satisfacción.

 

Elaboración y Redacción: KOIWE Recursos Humanos

Referencias bibliográficas

Más formas de

contactarte con nosotros

Facebook

Unite a nuestra página de facebook.

Conectate con nuestra red de profesionales.

Facebook

Seguinos en Twitter.

Mantente al día con las más recientes noticias en RRHH.

Facebook

Buscanos en LinkedIn.

Conectamos con profesionales del área y seleccionamos perfiles.

KOIWE Recursos Humanos ®
Asistencia Integral para Empresas
Ardoino 140 1ºA, Ramos Mejía (1704), Bs. As., Argentina.
Tel. (054 11) 4654-2949

Términos y Condiciones de Uso
Políticas de Confidencialidad
Contacto: info@koiwerrhh.com.ar
© Copyright 2016 Data Fiscal